miércoles, 10 de diciembre de 2014

INGREDIENTES SKINNYTAN III: PROPIEDADES DEL ACEITE DE SEMILLA DE UVA

Hoy vamos hablaros de otro de nuestros ingredientes estrella, nos referimos al aceite de semilla de uva, que está presente tanto en el “Gradual Tanner” como en “24-Hour Bronzer”  de SkinnyTan.


Las semillas de uva encierran un potente aliado para tu piel.

Este aceite, se extrae de la planta Vitis Vinifera, su fruto es la uva, y en cada uva se encuentran de 2 a 4 semillas.

Se obtiene, sometiendo a presión las pepitas que quedan después del prensado de la uva para la extracción del mosto. Y el resultado es un aceite que contiene aproximadamente:

Un 8% de grasas saturadas: ácidos palmítico y esteárico.
Un 15% de grasas monoinsaturadas: ácido oleico.
Y un 70% de grasas poliinsaturadas: ácido linoleico, Omega 6.

Es un aceite muy rico en antioxidantes, y nuestra piel lo absorbe muy fácilmente, por lo que incluso se puede usar como sustituto de la crema hidratante ya que no deja una sensación de grasa en el cuerpo.

Por sus características ha sido habitual usarlo en cosmética, para muy diversos usos, por ejemplo:


Combatir la celulitis.
Fortalecer la piel, manteniéndola más tersa y sin arrugas. 
• Como emoliente ya que ablanda, suaviza, hidrata y regenera.
Bálsamo para manos.
Crema de labios.
Combatir el acné.
Lociones para el afeitado.
Humectar nuestra piel.
Un buen desmaquillante para ojos.
Protector el colágeno.
Tónicos Solares.
Aceite de masaje.

Algunos hábitos saludables para combatir la celulitis, asociados al uso de este aceite, consiguen mejorar la circulación sanguínea, la elasticidad de la piel y el drenaje de toxinas. Y si se aplica en masajes de forma diaria, como recomendamos con nuestro Gradual Tanner, los efectos pueden llegar a ser sorprendentes, y visibles en apenas un par de semanas. 

Un aceite que hidrata, cuida y protege todo tu cuerpo.

Los antioxidantes que contiene ayudan a combatir los radicales libres del ambiente que dañan la piel. Se recomienda aplicar el aceite en todo el cuerpo, en el rostro, en las piernas, los brazos, las manos, los pies etc.

No sólo no presenta contraindicaciones sino que disminuye las reacciones alérgicas de la piel. Los flavonoides presentes en este aceite pueden inhibirlas y pueden combatir problemas de la piel tales como el eczema o la psoriasis. También penetra la piel con rapidez y no tiene prácticamente olor, por lo que no la irrita.

Algunas esteticistas, recomiendan emplear el aceite de semilla de uva como un demaquillante para ojos. Esto se debe a la habilidad del aceite de deshacer el maquillaje y humectar la zona del ojo a la vez. También se considera, que el aceite ayuda a acondicionar las pestañas y una pequeña cantidad por vez, ofrece buenos efectos a largo plazo.

La sensación que deja el aceite de uva es ligera y no pegajosa.

Otra forma en la que el aceite de semilla de uva es beneficioso para la piel es que protege su colágeno natural. El colágeno se encuentra en la proteína estructural de los tejidos y es esencial para una piel saludable. 

Durante el proceso de envejecimiento, los procedimientos del cuerpo disminuyen el colágeno y la piel comienza a decaer. Además de ayudar a proteger el colágeno, el aceite de semilla de uva también mejora la elastina y la producción de ácido hialurónico.

Ahora sabéis porque el aceite de semilla de uva, forma parte de nuestros ingredientes, porque no puede ser de otra manera. Es un ingrediente natural y polivalente, conceptos 100%SKINNYTAN. 

Consigue nuestros productos ahora sin gastos de envío en www.skinnytan.es