jueves, 7 de mayo de 2015

Exfoliantes caseros y naturales.

Si hay una cosa importante en el mundo del autobronceador para un resultado profesional es la exfoliación.

Siempre, absolutamente siempre, antes de aplicar el producto autobronceador debemos hacer una exfoliación integral para asegurarnos de que el resultado es uniforme y duradero, incluso si el producto es de la mejor calidad como SKINNYTAN.
Por ello y para l@s más despistad@s o para l@s fans de lo natural, os vamos a sugerir algunas alternativas caseras para exfoliar la piel, por si se os ha olvidado adquirir un producto y tenéis que autobroncearnos sí o sí, nada de agobios siempre hay algo por casa que nos puede ayudar.


Muy pronto en España PRE TAN PRIMER, el exfoliante natural de SKINNYTAN.

Comenzamos con un clásico: el guante de crin. Como sabéis nos ayuda a eliminar las células muertas incluso a drenar y ayudar a combatir la celulitis. Siempre debéis usarlo en la ducha y con la piel húmeda para que no sea agresivo con vuestra piel, como máximo una vez a la semana y si hacéis un masaje circular en las zonas clave, potenciaréis aún más el efecto reafirmante de SKINNYTAN (zonas menos firmes, con piel de naranja, pliegues etc...).


Aunque sólo actúa de manera mecánica, nos puede salvar dn un apuro. No es una revelación pero funciona :)

Otras opciones las podéis improvisar fácilmente en vuestra despensa. En este caso, os ayudarán a exfoliar como en el caso anterior de manera mecánica y además nutrirán y actuarán sobre vuestra piel de diferentes formas según los ingredientes.

La lista es interminable por lo que os daremos algunos ejemplos, pero sobre todo intentaremos que vuestra imaginación os guíe a la hora de experimentar y aumentar vuestro propio recetario de exfoliantes.

¿Qué necesitamos? Muy sencillo necesitamos partículas que hagan el efecto de exfoliación y una base que ayude a que su aplicación sea más sencilla. Os dejamos algunas ideas:

Particulas: sal gruesa, café, azúcar (mejor si es de caña), semillas de , lavanda seca, avena. cáscara de frutos secos), hojas secas infusionables.

Bases: aceite vegetal (mejor si es de almendras dulces, semilla de uva, oliva o girasol), leche, miel, jugos de frutas (cítricos por ejemplo).

Agunas opciones:
  1. Sal gruesa - aceite
  2. Azucar - aceite
  3. Avena - leche
  4. Café - azúcar - miel
  5. Te toca elegir


Puedes guardar tu mezcla en un bote de vidrio, si son a base de aceite, miel, azúcar y sal, se conservaran genial.
 Si ya te has relacionado con varias recetas y quieres seguir mejorándolas te aconsejamos que añadas algún ingrediente más por ejemplo: ralladura de cítricos (limón, lima, naranja, toronja, pomelo o combinándolas). ralladura de coco, zanahoria, plátano, tomate, papaya y otras pulpas...


Poco a poco y con un poco de curiosidad empezarás a tener tus mejores remedios para un imprevisto.
Si vas a aplicar el exfoliante en la cara debes de hacer mezclas con partículas de menor tamaño, la piel de la cara siempre es más sensible por lo que te recomendamos que uses: azúcar glass o cacao en polvo. o hagas una mascarilla con pulpas de frutas.


Un ejemplo de mascarilla exfoliante para la cara con pulpa de frutas, en este caso de papaya y azúcar glass


Esperamos que te hayan gustado estas alternativas caseras, que improvises un poco y que nos cuentes el resultado. Y sobre todo que no se te olvide la exfoliación antes de aplicar tu autobronceador SKINNYTAN, así conseguirás un efecto profesional, si parches o estrías, mucho más intenso y duradero, y además que desaparezca de forma uniforme como un bronceado solar.
Recuerda que ahora puedes conseguir nuestros productos SKINNYTAN sin gastos de envío en www.skinnytan.es